Noticias

Chequeos Integrales de Salud Femenina - Parte 2

Las mujeres fuertes son aquellas que saben cuidarse. Los chequeos que deberías realizarte cada año para cuidar tu salud y prevenir posibles enfermedades, en términos generales, a partir de la juventud, constan de un control de Clínica Médica, Cardiología, una analítica completa por Laboratorio⁣, control ginecológico acompañado de Diagnóstico por Imágenes⁣. En esta nota te contamos más detalles sobre el control ginecológico.

Las mujeres fuertes son aquellas que saben cuidarse. Los chequeos que deberías realizarte cada año para cuidar tu salud y prevenir posibles enfermedades, en términos generales, a partir de la juventud, constan de un control de Clínica Médica, Cardiología, una analítica completa por Laboratorio⁣, control ginecológico acompañado de Diagnóstico por Imágenes⁣.  En esta nota te contamos más detalles sobre el control ginecológico.

La Dra. Alicia Calderón, ginecóloga, nos respondió varias dudas del control ginecológico, que suele ser lo que más relacionamos con los Chequeos Integrales de la Salud Femenina, pero que merece más datos.

 

¿Cuáles son los chequeos ginecológicos que debe realizarse toda mujer? ¿Desde qué edad? ¿Con qué frecuencia?

Se recomienda realizar el control ginecológico una vez por año. Estas consultas pueden iniciarse desde el comienzo del desarrollo de la paciente, si así lo deseara.

En dicho control se incluyen como estudios complementarios ecografía ginecológica (puede ser abdominal o trasvaginal), ecografía mamaria, colposcopía y Papanicolau.

Las pacientes de 40 años o mayores deben sumar a estos estudios una mamografía bilateral anual, mientras que las pacientes post menopáusicas, además deben sumar densitometría de cadera y de columna lumbar.

También como ginecóloga, suelo pedir en cada control anual, análisis de laboratorio, es decir, una analitica completa de rutina, para detectar ciertos factores de riesgo como puede ser hiper o hipo tiroidismo, anemia, intolerancias a los hidratos de carbono, etc. , ya que aprovechamos el hábito que tienen las mujeres de asistir al control ginecológico.

El papanicolaou y la colposcopia se realiza a partir del año de inicio de relaciones sexuales e independientemente de esto se recomienda comenzar a realizarlo a partir de los 21 años de edad.

 

¿Cuál es la finalidad de los estudios?

En el caso de colposcopía y  PAP es la detección de lesiones precursoras de cáncer de cuello uterino, las cuales están producidas en la mayoría de los casos,  por un virus de trasmisión sexual denominado Papiloma Virus Humana (HPV). La detección temprana y tratamiento precoz de estas lesiones evitan que se transformen en un futuro en cáncer de cuello uterino.

En cuanto a la mamografía es un estudio fundamental para la detección temprana del cáncer de mama, que tiene un alto porcentaje de curación si se descubre en los estadíos iniciales.

Las ecografías ginecológicas nos ayudan en la detección, prevención y tratamiento tanto de enfermedades benignas como de cáncer de ovario.

 

¿Cuáles son los tipos de cáncer ginecológicos más frecuentes? ¿Podrías indicarnos algunas medidas preventivas?

El más frecuente es el cáncer de mama. En Argentina ocupa el 33% de todos los cánceres. En el 2019 la tasa de incidencia ha ascendido a 212 cánceres detectados cada 100.000 habitantes. Luego siguen el cáncer de cuello de útero, el de endometrio y finalmente el cáncer de ovarios.

Algunas medidas preventivas que podemos mencionar:

  • Para todos es fundamental adquirir y/o modificar ciertos hábitos como alimentación saludable, erradicar el tabaquismo y hacer ejercicio físico.

 

  • En cuanto al Cáncer de mama es relevante la importancia del autoexamen mamario ya que se pueden detectar síntomas que motiven la consulta urgente al médico de cabecera, y los estudios complementarios, como la ecografía mamaria y la mamografía bilateral, de forma anual a partir de los 40 años de edad, siempre y cuando no existan antecedentes familiares directos, ya que en esos casos, los estudios complementarios deben adelantarse unos 10 años, debido a que el cáncer puede ser de tipo genético, y no estadístico. En estos casos también es recomendable la consulta ginecológica anticipada para resolver dudas.

 

  • Respecto al cáncer de cuello uterino debemos resaltar la necesidad de una buena educación sexual que debe ser impartida progresivamente desde la infancia,  tener en cuenta la importancia del uso correcto del preservativo, saber que los cambios múltiples de pareja, y el inicio de la relaciones sexuales de manera precoz, aumentan el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual, entre ellas las infecciones por el papiloma virus como agente precursor de cáncer. Por supuesto, no olvidar la importancia de la realización de los estudios ginecológicos como el Papanicolau y colposcopía.

 

  • Agrego una medida de prevención muy importante que es la Vacuna del HPV.

La misma se encuentra dentro del Calendario Oficial de Vacunación siendo obligatoria en todas las niñas a los 11 años. Consiste en una vacuna cuadrivalente, que a esa edad requiere la colocación de dos dosis.

De todos modos, esta vacuna es recomendable que se la coloquen todas las mujeres desde los 9 hasta los 45 años, siendo necesarias, si se coloca a partir de los 14 años, tres dosis.

En los varones es recomendable desde los 10 hasta los 26 años debido a que ayudará en el futuro a prevenir posibles tipos de cáncer que puedan llegar a aparecer relacionados con la misma infección viral.

 

-------

 

Desde Cervantes Centro Médico tratamos a cada paciente por su historia particular, por lo que te invitamos a conocer nuestras especialidades y a nuestros profesionales, para que puedan guiarte en el cuidado de tu salud, y puedas sentirte cómoda para preguntar, y acompañada en tus controles.⁣

 

Podés solicitar tu turno:

On line: www.cervantescentromedico.com

.

 Teléfono: 261 5620333

.

 Whatsapp:  261 662 6966

 

#CercaParaCuidarte #CervantesCentroMedico

 

    Compartir esta noticia: